Loading

Ultimas actualizaciones recientes               11/12/11

RelojesWeb para Pisos!

Creado el 11/12/2011 a las 18:00.

¿Como se fecundan los huevos?. Muchas veces nos hemos hecho esa pregunta. Pues es más o menos simple; tras una copulación los espermatozoides tardan unas dos o tres horas en alcanzar el ovario y es allí en el momento inmediato de desprenderse el ovulo o folículo donde se fecundan y no en el oviducto u ovario antes de desprenderse. Los espermatozoides de una copulación son viables durante unos seis días, por tal motivo una sola copula en un DM puede dar lugar hasta seis huevos fecundados, pueden ser más, pero conforme pase el tiempo el numero de fecundados caerá.


Es curioso comentar en este punto, los estudios que se han realizado en voladeras con varias parejas de mandarines, sobre la cópula de fuera de la pareja, y la competencia del esperma de varios machos en el caso particular del diamante mandarín. La mayor parte de los mandarines son monógamos, y siempre se han estudiado así, pero se ha comprobado que las cópulas fuera de la pareja en grupos, ocurren muy frecuentemente, a pesar de que el macho está muy pendiente precisamente de que no pase eso, y como muchos habréis podido comprobar, una manera de "intentar asegurar" la descendencia, es  repetir las cópulas con mucha frecuencia para asegurar ese éxito que persigue. No hay ninguna estimación cuantitativa del éxito de estas copulaciones extramatrimoniales en la fecundación de los huevos, y el único estudio serio que se ha realizado al respecto, ha demostrado que estas cópulas ocurren en condiciones seminaturales (siempre dentro del cautiverio de los estudios); pero lo realmente curioso, es que el esperma del último macho es el que suele tener preferencia sobre todas las cópulas anteriores. Estos resultados tienen implicaciones importantes para la teoría de selección sexual, y demuestran ese carácter más "caliente" y "fogoso" del mandarín respecto a otros diamantes, además de ser un factor importante a la hora de criar más profesionalmente este pájaro, ya que la única forma que tenemos de asegurarnos que unos pollos son de una pareja, es criando con la pareja completamente sola.Otra curiosidad sobre el esperma del macho del diamante mandarín, es que presenta un grado extraordinario de variación intermasculina en su diseño, siendo este independiente de la velocidad de nado que presente. Un estudio de genética cuantitativo que usa datos de más de 900 diamantes mandarines, mostró que la cabeza del esperma, la medida de éste y la longitud de flagelo, es hereditaria, y que existen tanto correlaciones negativas genéticas entre las características del esperma, como que también existen efectos genéticos significativos indirectos (maternales). La selección sobre el fenotipo del esperma del diamante mandarín puede ser baja, ya que precisamente la competencia del esperma en este especie, debido a su carácter "monógamos" es infrecuente, y ésto, en combinación con las correlaciones negativas genéticas y los efectos maternales genéticos, pueden explicar esa variación en el fenotipo del esperma entre los machos.En muchos pájaros paseiformes, la competencia entre el esperma es intensa y la paternidad correspondiente a un macho fuera de la pareja es elevada. El resultado de esta competencia del esperma, predeciría que los machos maximizarían la cantidad de esperma que eyaculan durante las copulaciones fuera de la pareja. Las diferencias de la calidad del esperma entre los machos también afectarán al resultado de esta competencia. Se ha demostrado que la velocidad nadadora del esperma del diamante mandarín, es variable dependiendo de los machos, y es determinada, junto con la cantidad de esperma que eyaculan, mediante el tiempo desde la última eyaculación.En las cópulas que los machos realizan fuera de la pareja, y fuera de su periodo de cópula (con la pareja propia), se maximiza la calidad y la cantidad de esperma en las eyaculaciones. Estos efectos son una consecuencia del modo que el esperma es almacenado y madurado en el aparato reproductor masculino. Es por ello, que el éxito de estas copulaciones es muy elevado.Todo esto que hemos comentado ahora, realmente es una ventaja genética para una especie normalmente monógama (hablamos siempre de la libertad, o en pájaros criados en voladeros). Además estos estudios son compatibles con la hipótesis de que las hembras escogen a los machos genéticamente más atractivos para realizar estas cópulas fuera de la pareja. Está demostrado en otro estudio, que las hembras de diamante mandarín, son muy activas solicitando y realizando cópulas con machos que son más "atractivos" (parámetros de pico, marcas, tamaño, etc.) que sus compañeros estables. Además, los machos atractivos para las hembras, tienen registros de canto más altos, y es curioso que su descendencia, también tiene estos registros de canto más alto, y como detalle final, se demostró que empluman y mudan mejor y con más abundancia cuando se acerca el invierno. Todo esto que hemos comentado, proporciona un mecanismo para la selección sexual en los diamantes mandarines (recordemos, especie monógama), y es compatible con los modelos de los mejores genes de la propia selección sexual.